fbpx
 

El Programa de VISA EB-5 para Inversionistas Inmigrantes

El Programa de VISA EB-5 para Inversionistas Inmigrantes

por Audrey Singer
Brookings Institution

El programa para la visa EB-5 fue diseñado para proporcionar tarjetas verdes a extranjeros que inviertan en el desarrollo económico de Estados Unidos, especialmente en áreas de bajo ingreso. La comprensión del programa aún está evolucionando, con más comunidades tratando de aprovechar lo que ven como una posible fuente de capital barato a largo plazo.

Resumen

El interés en el programa federal de visa de inversionista inmigrante EB-5 surgió cuando la Gran Recesión provocó que el acceso al financiamiento bancario tradicional fuera más difícil. Aunque el programa fue creado como parte de la Ley de Inmigración de 1990, se ha hecho patente más recientemente a medida que los desarrolladores han empezado a explorar el financiamiento EB-5 para proyectos nuevos. Los extranjeros deben invertir $1 millón en un negocio estadounidense (o $500,000 en áreas de bajos recursos) y crear o conservar por lo menos 10 empleos. [1] A cambio, el inversionista inmigrante recibe una tarjeta verde o residencia permanente. [2]

Un programa de visa estadounidense puede beneficiar comunidades de bajos recursos brindándole una tarjeta verde para inversión extranjera en desarrollo que de otra forma no podría ser financiada.

La mayoría de las inversiones EB-5 están administradas a través de centros regionales, los cuales agrupan inversiones y están autorizados por los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. para desarrollar proyectos. Generalmente, los centros regionales son entidades privadas, pero algunos son operados por estados o municipalidades, y otros son asociaciones público-privadas que a menudo involucran organizaciones regionales de desarrollo económico. El programa prioriza inversiones en áreas de alto desempleo reduciendo el límite de $1 millón a $500,000 si la inversión está ubicada en un “área de empleo específica” (TEA). Las TEA son áreas geográficas que son rurales o están experimentando un índice de desempleo de por lo menos 150 por ciento del promedio nacional. [3]

La escala del programa es pequeña en relación con la política completa de admisiones de residentes permanentes. Cada año, menos del 1 por ciento de todas las tarjetas vedes son para inversionistas EB-5. Anualmente, hay disponibles hasta 10,000 visas para inversionistas y sus familiares inmediatos, pero hasta 2007 solo se habían usado 800 visas. Para 2013, el total se estaba acercando a 7,000. Algunos casos destacados de fraude entre centros regionales arruinaron la reputación del programa y resaltaron las vulnerabilidades tanto para los inversionistas inmigrantes como para el éxito del programa en general. A pesar de la escala del programa y de los casos dañinos, los proyectos que hacen uso del financiamiento EB-5 tienen el potencial para beneficiar comunidades proporcionándoles oportunidades de trabajo locales, tanto a corto como a largo plazo. Hasta ahora, el financiamiento EB-5 ha sido utilizado para proyectos que incluyen desarrollos de grandes propiedades comerciales, instituciones de vivienda asistida, y plantas manufactureras.

Alcanzando Objetivos

Un propósito central del programa es ayudar en el desarrollo económico regional, especialmente en áreas con dificultades. Actualmente, la mayoría de las inversiones son TEA. Pero ¿qué tan bien el programa logra su meta de beneficiar tales áreas? Existen preguntas en torno a la creación de empleos que valen la pena explorar. ¿Las comunidades se benefician del programa EB-5 en términos de más y mejores empleos? ¿Son empleos a largo plazo? ¿Los trabajadores en comunidades específicas se benefician, u otros ajenos a la comunidad obtienen sus empleos?

Sin muchos datos confiables para evaluar el desempeño del programa, no está claro que esté cumpliendo sus objetivos. Existen varias posibles razones. Primero, aunque los objetivos EB-5 son paralelos a los de las organizaciones regionales y locales para desarrollo económico, muchas de dichas entidades no utilizan el programa EB-5. Además, no hay incentivos en el programa para fomentar asociaciones o coordinación. Aun así, algunos de los más grandes éxitos incluyen asociaciones entre centros regionales y organizaciones para el desarrollo económico o municipalidades, tales como la Corporación para el Desarrollo Industrial de Philadelphia, el Centro Regional de la Ciudad de Dallas, y Exportación Regional CMB en San Bernardino. Tiene sentido asociarse con agencias de desarrollo económico que tiene un interés en sus comunidades.

Segundo, aunque la disposición de la TEA está establecida para ayudar a comunidades que necesitan estimulación económica, no hay garantía de que la obtendrán. En el mejor de los casos, los requisitos del programa EB-5 aseguran que se crearán o mantendrán por lo menos 10 empleos por cada inversión de $500,000 durante por lo menos dos años. Para un proyecto de $250 millones con 20 por ciento de financiamiento EB-5, por ejemplo, se necesitarían $50 millones para demostrar que se generaron o conservaron 1,000 empleos. Muchos proyectos nuevos, particularmente en bienes raíces (y la mayoría de los proyectos son en bienes raíces), deberían de cumplir fácilmente los requisitos de creación de empleo.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el número de empleos directos e indirectos generados por un proyecto EB-5 muy probablemente cambiará. Muchos empleos iniciales tendrán relación con la construcción del proyecto mismo. Dependiendo de la naturaleza de la empresa (por ejemplo, uso comercial mixto, instalación de cuidado independiente, manufactura), el número de empleos puede disminuir (construcción) o aumentar (servicios ampliados o ventas minoristas).

Tercero, no hay nada en el programa que estipule que los empleos sean para residentes de las TEA. ¿Es probable que la mayoría de los empleos nuevos o que se conserven sean para los residentes? Para esto sería necesario que los empleos creados fueran compatibles con las habilidades de los residentes. Nada evita la contratación de personas que no viven en la TEA para los empleos. De hecho, es probable que la mayoría de trabajadores no vivan en la TEA. Así, aunque los beneficios económicos para la comunidad pueden aparecer a mediano o largo plazo, puede ser que no haya una mejora inmediata.

Dado que el propósito del programa EB-5 es promover empleos y el crecimiento económico, especialmente en las TEA, es justo preguntar por qué no se da una mayor colaboración entre las agencias regionales de desarrollo económico y los centros regionales. Cada socio se beneficia de la experiencia del otro. Los centros regionales experimentados tienen el conocimiento del complejo programa de visa y de cómo obtener inversiones por medio del proceso. Las organizaciones de desarrollo económico conocen el contexto del desarrollo local, tienen acceso a múltiples vías de financiamiento y créditos fiscales, y están bien posicionadas para identificar cuáles proyectos son mejores para sus comunidades.

Hacia un Mayor Impacto para la Comunidad

A menos que los centros regionales o las entidades de desarrollo económico intenten medir el impacto a corto y largo plazo y los efectos directos o indirectos del financiamiento EB-5, seguirá siendo difícil evaluar los efectos en las comunidades que se supone deben ser beneficiadas. Sin embargo, existen algunas maneras en las cuales el liderazgo local puede proactivamente mover las inversiones en la dirección correcta para la región.

Primero, será necesaria la participación de actores municipales clave para usar el financiamiento EB-5 para proyectos que ofrezcan buenas oportunidades de crecimiento económico en comunidades de bajo ingreso. Recientemente, se estableció un nuevo centro regional para ser operado por el estado de Michigan-el segundo centro operado por el estado, después de Vermont. La designación del centro marca una estrategia intencional para mejorar las condiciones de desarrollo económico en la desfavorecida ciudad de Detroit y zonas aledañas. A medida que el nuevo centro regional avanza, deberá ser evaluado exhaustivamente para mejorar la comprensión del impacto económico en el nivel de geografía adecuado. En otras palabras, el impacto de cualquier proyecto individual financiado por el programa EB-5, primero debe ser medido ya que afecta a la comunidad inmediata.

Segundo, la coordinación entre las organizaciones de desarrollo económico y los centros regionales fomentarán los proyectos de desarrollo que son estratégicos y regionalmente adecuados. Es más probable que los nuevos proyectos de desarrollo EB-5 se sincronizarán mejor con los objetivos económicos si involucran a las organizaciones locales de desarrollo económico poniendo sobre la mesa objetivos locales. Además, las agencias de desarrollo económico podrían considerar estipular que un cierto porcentaje de empleos sean para residentes de la TEA, cuando sea viable.

Tercero, es valioso darle seguimiento al impacto económico de los proyectos individuales en las comunidades locales. No solo las regiones desarrollarán un sentido del tipo de impacto que es posible a través de este tipo de asociaciones, los proyectos pueden servir como modelos para otras regiones.

Finalmente, los profesionales de desarrollo regional que recién se incorporan al ámbito del EB-5, deberían educarse sobre la forma en la que el programa funciona en la práctica, las posibles dificultades, y los riesgos tanto para sus proyectos como para los inmigrantes que patrocinan. Varios modelos existentes para crear asociaciones efectivas pueden ayudar a los profesionales en desarrollo a comprender a los actores, agencias y peligros de usar fondos EB-5 para el desarrollo económico regional.

Audrey Singer es miembro senior de Brookings Institution, con sede en Washington, DC. Contáctela en  ASinger@brookings.edu.

Canalizando Inversión Extranjera Directa a las Áreas Urbanas Marginales a través del EB-5

El programa de Inversionista Inmigrante EB-5 del gobierno federal es una herramienta que las ciudades podrían usar para atraer nuevas fuentes de capital para vecindades desatendidas. La Iniciativa para Ciudades Marginales Competitivas (ICIC por sus siglas en inglés) pasó un año analizando el posible desarrollo económico del programa y recientemente presentó “Aumentado la Oportunidad Económica en Comunidades Urbanas Empobrecidas con el EB-5.”

El programa EB-5 tiene el potencial para dirigir de $5 mil millones a $10 mil millones anualmente para ciudades marginales y otras áreas desatendidas. Su requisito de creación de empleos significa que también tiene el potencial para generar 100,000 empleos al año. La investigación de la ICIC identificó 178 proyectos EB-5 en toda la nación, encontrando que inicialmente la mayoría de los empleos creados con capital EB-5 estaban vinculados a la construcción para proyectos de bienes raíces. Aunque los empleos del área de construcción finalizan, en definitiva, los proyectos permiten que los negocios y organizaciones con más empleos permanentes participen.

Los empresarios también pueden usar las inversiones directas EB-5 para empezar nuevos negocios. Por ejemplo, E3 Investment Group, creó el E3 Cargo Trucking Company en Indianapolis. La compañía está estructurada como una sociedad entre E3 Investment Group e inversionistas EB-5. Cada inversionista invierte $500,000 en la sociedad, la cual financia la compra y operación de los camiones. Además de los conductores de los camiones, la compañía contratará personal para puestos administrativos. Pero se necesita más investigación para comprender totalmente la cantidad y calidad de los empleados creados por la inversión EB-5.

El interés en el programa ha aumentado durante la última década, llevando a una proliferación de nuevos centros regionales EB-5. La investigación de la ICIC determinó que cada estado tiene por lo menos un centro regional. Aunque algunas ciudades pueden no estar atendidas adecuadamente por el centro regional, el mayor problema es la débil o inexistente relación entre las organizaciones comunitarias y de desarrollo económico y los centros EB-5. Además, a los centros regionales les parece cada vez más desafiante desarrollar una cartera robusta de oportunidades de inversión adecuadas. En lugar de invertir en establecer nuevos centros regionales, lo cual requiere un capital inicial significativo, las ciudades deberían considerar construir redes EB-5 con organizaciones comunitarias y de desarrollo económico, organizaciones filantrópicas, y otras partes interesadas que podrían desarrollar prioridades EB-5 estratégicas.

El año pasado había más de 6,300 solicitudes para EB-5, y se espera que, en 2014, esa cantidad llegue cerca del límite de 10,000 visas para el programa. Organizaciones como ICIC que se enfocan en áreas marginales esperan ver que los limitados recursos se orienten a proyectos transformadores que respalden a empresarios urbanos y creen empleos de alta calidad. Alinear las prioridades del centro EB-5 con las prioridades de desarrollo económico y comunitario ayudará a llevar el programa en la dirección correcta. También son fundamentales los cambios adicionales en la política. El programa EB-5 necesita brindar mayores incentivos o modificar su proceso de aprobación para asegurar que el capital EB-5 está siendo utilizado de acuerdo a su propósito original-para respaldar proyectos que de otra manera no hubieran sido financiados, especialmente en los lugares del país que más lo necesitan.

Kim Zeuli vicepresidente senior y director de investigación y práctica de asesoramiento en ICIC, con sede en Boston. Contáctela en  kzeuli@icic.org.

Reconocimientos

La investigación de la ICIC fue apoyada por las fundaciones Surdna, Garfield, y Boston.

Notas Finales

Parece ser que siempre y cuando los empleos existan al momento que el inmigrante presente la solicitud para que le retiren las condiciones de la tarjeta verde, el requisito de los empleos se ha cumplido. No existen criterios para que los empleos duren más de dos años, un período designado que en la práctica parece variar. Ver http://www.uscis.gov/working-united-states/permanent-workers/employment-based-immigration-fifth-preference-eb-5/eb-5-immigrant-investor.
Para más información sobre el programa, vaya al sitio de Servicios de Inmigración y Ciudadanía de EE. UU., http://www.uscis.gov/working-united-states/permanent-workers/employment-based-immigration-fifth-preference-eb-5/eb-5-immigrant-investor; Audrey Singer y Camille Galdes, “Mejorando el Programa de Visa de Inversionista EB-5: Financiamiento Internacional para Desarrollo Económico Regional en EE. UU.” (informe, Brookings Institution, Washington, DC, 2014), http://www.brookings.edu/research/reports/2014/02/05-eb-5-investor-visa-program-singer-galdes; y Kim Zeuli y Brian Hull, “Aumentando las Oportunidades Económicas sen Comunidades Urbanas Desfavorecidas” (informe, ICIC, Cambridge, Massachusetts, 2014).
Las reglas sobre las TEA son vagas. Parece ser que siempre y cuando un funcionario del estado certifique que la geografía cumple el límite, está aprobado. Se necesita más estudio.

Los artículos se pueden reimprimir si Comunidades y Banca y el autor están acreditados y se usa el siguiente descargo de responsabilidad: “Los puntos de vista expresados no son necesariamente los del Federal Reserve Bank de Boston o el Sistema de Reserva Federal. La información sobre las organizaciones y próximos eventos es estrictamente de carácter informativo y no un respaldo.”

No Comments

Post A Comment

Abrir chat
Powered by