fbpx
 

EB-5: Inversionistas Estadounidenses Hacen la Diferencia en la Economía

eb5-impact-on-usa-economy

EB-5: Inversionistas Estadounidenses Hacen la Diferencia en la Economía

Resumen Ejecutivo

El Programa de Inversionista Inmigrante, también conocido como “EB-5,” se ha vuelto una fuente cada vez más importante de inversión para proyectos de desarrollo en los Estados Unidos, atrayendo miles de millones de dólares a la economía de EE. UU. y creando decenas de miles de empleos. Sin embargo, el programa no es como ningún otro administrado por los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de EE. UU. (USCIS) en el sentido de que es el único programa de visa cuyo propósito establecido es crear empleos y crecimiento. Esta obligación crea desafíos y oportunidades especiales.

Este informe analiza cómo funciona el program EB-5, cómo ha evolucionado, los problemas que ha enfrentado, los beneficios que ha brindado, y su futuro como una importante fuente de crecimiento económico. Por medio de entrevistas con expertos en la industria y ejemplos de modelos exitosos para administrar y estructurar centros regionales y sus proyectos esperamos fomentar una discusión productiva sobre las mejores prácticas en la regulación y administración del programa y sus beneficios.

La historia del Programa de Inversionista Inmigrante EB-5 data de 1990 cuando fue creado para estimular el crecimiento de empleos y la inversión de capital. Es el único programa de visa para inversionistas que lleva a la residencia permanente. Un programa subutilizado en sus primeros años, recientemente ha crecido dramáticamente, contribuyendo con $2.6 mil millones al PIB, apoyando 33 mil empleos, y generando $346 millones en impuestos federales entre 2010 y 2011.1

El programa requiere que los solicitantes inviertan $1 millón (o $500,000 si la inversión es en un área rural o de alto desempleo) y crear por lo menos 10 empleos. Los inversionistas extranjeros pueden invertir directamente en un negocio que cree empleos o a través de “centros regionales” diseñados para promover el crecimiento económico en áreas designadas. A partir del 1 de noviembre de 2013, USCIS ha aprobado aproximadamente 400 centros regionales, 2 que se han vuelto el vehículo predominante para la inversión EB-5.

El programa EB-5 es complejo e inicialmente adoleció de falta de supervisión. Con los años, USCIS ha reforzado los requisitos para establecer la legitimidad de las inversiones, las fuentes de los fondos de inversión, y cómo pueden ser utilizados los fondos. 3 Ahora, los fondos deben estar “en riesgo”, no se puede garantizar el rendimiento sobre la inversión, y todos los fondos requeridos deben ser invertidos en la empresa de creación de empleos. 4 USCIS ha centralizado el procesamiento en Washington, DC y ha contratado expertos para supervisar aspectos especializados tales como economía, transacciones financieras, fraude y seguridad nacional. 5

Los centros regionales en Vermont, California y Pennsylvania son ejemplo de cómo se puede promover con éxito el crecimiento económico a través de sociedades con agencias locales y estatales. Los centros regionales se pueden beneficiar de la cooperación con agencias de desarrollo económico que tienen experiencia identificando proyectos adecuados y dándole seguimiento a la creación de empleos. 6 La participación del estado y de agencias sin fines de lucro también puede fomentar un análisis más objetivo de los proyectos propuestos y concentrarse en una calidad más alta, y el desarrollo económico a largo plazo.

El programa EB-5 es una herramienta efectiva para el desarrollo económico, atrayendo, por lo menos, $5 mil millones en inversión directa y 85,500 empleos de tiempo completo creados directamente, 7 principalmente durante los últimos años de la historia del programa. En Vermont y Pennsylvania, el EB-5 se convirtió en una alternativa importante como fuente de financiamiento durante la crisis financiera, proporcionando “capital paciente” a bajas tasas de interés cuando las fuentes convencionales de crédito se agotan. En Vermont, promueve la diversificación económica y modernización como parte de un plan de desarrollo a largo plazo. En Washington, DC está creando casi dos mil empleos en las áreas de la ciudad más desvalidas económicamente.

El programa EB-5 se ha convertido en una manera más confiable para que los inversionistas extranjeros obtengan la residencia estadounidense ya que las tasas de aprobación de la solicitud han mejorado. Dado que USICS ha aclarado los requisitos legales, las tasas iniciales de aprobación han mejorado de 53% en 2005 a 79% en 2012. 8 Las tasas de rendimiento sobre inversión para los inversionistas siguen siendo modestas, inferiores al 5% para los desarrollos de proyecto citados en este informe.

A medida que el programa EB-5 continúa creciendo, se necesita una reforma legislativa para fortalecer, ampliar, y autorizar permanentemente lo que continúa siendo un programa provisional que caduca en 2015. 9 Reformas propuestas, como las del proyecto de ley de Inmigración del Senado en 2013, deberían hacer que el programa tuviera carácter permanente, aumentar más la prevención del fraude y supervisar, y asegurar que los inversionistas extranjeros puedan continuar contribuyendo con empleos y crecimiento en su nuevo país de adopción.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat
Powered by