La industria de los vehículos eléctricos: Todo lo que usted necesita saber

La creciente industria representa una prometedora oportunidad para los inversionistas EB-5.

La fabricación de vehículos eléctricos (VE) es uno de los sectores más dinámicos y transformadores de la industria automotriz. Con el impulso global hacia la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, se proyecta que se esta industria continuará en expansión.

La industria de VE en su conjunto:

Como el nombre lo sugiere, un vehículo eléctrico es un vehículo que adquiere energía de una batería eléctrica recargable, en lugar de un tanque de gasolina. La reducción de emisiones, las tarifas residenciales accesibles, y qué decir de los precios siempre volátiles de la gasolina, son aspectos que mantienen al público muy interesado. Según la encuesta de Consumer Reports realizada a 8,027 adultos estadounidenses, más de un tercio de ellos señala que “definitivamente” o “formalmente” consideraría comprar o arrendar un vehículo que fuera totalmente eléctrico.

eb-5-ev

Sin embargo, los vehículos eléctricos no siempre fueron tan populares. La industria ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años. En 2020, a pesar de los desafíos impuestos por la pandemia de la COVID -19, las ventas globales de los autos eléctricos rebasaron los 3.1 millones de dólares: un incremento del 41% con respecto al año anterior. Consumer Reports estima que, para finales del 2024, habrá más de 70 modelos de vehículos eléctricos en el mercado, mientras que en el 2020 sólo existían seis. Se espera que la tendencia continúe, con estimaciones que proyectan que en el 2030 los autos eléctricos representarán alrededor del 28% del mercado mundial de autos.

Sostenibilidad

Uno de los aspectos críticos de la industria de los vehículos eléctricos es su papel en la promoción de la sostenibilidad. Al depender de la electricidad en lugar de combustibles fósiles, los vehículos eléctricos reducen la dependencia de recursos finitos. Los vehículos eléctricos producen cero emisiones de escape, lo cual reduce de manera importante la contaminación del aire y contribuye a un medio ambiente más limpio.

El cambio hacia materiales y procesos de fabricación sostenibles en la industria de los vehículos eléctricos es notable. Muchos de los fabricantes de autos están explorando materiales ecológicos, tecnologías de baterías sostenibles e innovaciones que reducirían la huella de carbono. Por ejemplo, Tesla instaló un gran panel solar en su Gigafábrica, la cual genera suficiente energía renovable para el suministro eléctrico de la instalación, al mismo tiempo que reduce las emisiones de carbono. Nissan es otro pionero con su tecnología (vehicle to grid) del vehículo a la red, la cual es capaz de devolver la electricidad a la fuente de energía, lo que demuestra que los fabricantes de automóviles “normales” están interesados en participar en esta industria en crecimiento. Polestar, el fabricante de vehículos eléctricos de Grupo Volvo, es otro competidor notable que ofrece asientos de material reciclado, así como el compromiso de crear un automóvil totalmente neutral en cuanto a emisiones de carbono para el año 2030.

El interés de los inversionistas

El impulso a la sostenibilidad no es una moda pasajera que pasará a un segundo plano cuando el interés disminuya: llegó para quedarse. Y con ello, también con lo que respecta a la industria de los vehículos eléctricos, la cual ofrece soluciones ecológicas y sostenibles para el sector del transporte, al mismo tiempo que presenta atractivas oportunidades de inversión para quienes buscan adelantarse a un futuro verde. Los inversionistas de todo el mundo están participando en esta industria. Un informe de Julius Baer Global Wealth and Lifestyle mostró que la mayoría de las personas con un patrimonio alto consideran que la sostenibilidad es un factor importante en su toma de decisiones con respecto a inversiones. Con un tamaño de mercado proyectado con un valor de $13,182.22 mil millones de dólares, las inversiones sostenibles no sólo se alinean con el impulso global por soluciones ecológicas, también presentan una gran cantidad de oportunidades financieras.

La promesa EB-5

Un proyecto de inversión EB-5 exitoso posee características clave que son tanto atractivas como tranquilizantes para los inversionistas potenciales. La industria de VE tiene el potencial de ser una opción ejemplar para todos ellos.

Ante todo, la creación de empleos es necesaria para todos los proyectos EB-5 y al tratarse de un campo de rápida expansión, el sector de VE tiene una demanda exponencial en cuanto a la mano de obra cualificada. Se proyecta que la industria generará 187,000 puestos de trabajo por año, durante los próximos cinco años.

Además, gracias al creciente interés de los consumidores, los incentivos gubernamentales y al avance tecnológico, el sector ofrece un gran potencial de viabilidad financiera. Como se mencionó anteriormente, se espera que el mercado alcance los 13,118.22 mil millones de dólares para el año 2028.

Formula E

Como la sostenibilidad se ha convertido en una inquietud central tanto para los consumidores como para los inversionistas, la industria de los vehículos eléctricos está preparada para liderar el camino en la transformación del panorama automovilístico. Como es evidente, debido en parte a la popularidad de la Fórmula E, un campeonato para autos eléctricos que debutó por primera vez hace diez años como una alternativa ecológica ante su popular contraparte, la Formula 1.

La audiencia del evento aumentó en un 17% en el campeonato 2022/23, con 344 millones de telespectadores y aunque es posible que estas cifras no hayan alcanzado todavía los niveles de la Fórmula 1, la creciente popularidad de la Fórmula E es muestra de la presencia de los vehículos eléctricos en todos los sectores del mundo automovilístico. La Fórmula E, que alguna vez se consideró lenta y limitada, demuestra que los entusiastas de la velocidad no necesariamente tendrán que sacrificar su pasión por la misma para llevar una vida más ecológica.

Desafíos

El aumento de la demanda suele venir acompañada de la responsabilidad de incrementar el suministro. Toda industria en auge, especialmente aquella de rápida expansión e, como lo es la industria de los vehículos eléctricos, seguramente encontrará algunos obstáculos. En este caso, se trata del suministro de baterías eléctricas para los autos. Según un informe de la Coalition for Prosperous America (CPA, por sus siglas en inglés), se indica que no existe suministro suficiente de baterías de iones de litio para satisfacer la demanda. Estados Unidos, debido en gran parte a una inversión débil, a la falta de una política federal y a lo limitado de los recursos, se encuentra rezagado con respecto a China y a la Unión Europea en lo que se refiere a garantizar que su población participe en el futuro de vehículos ecológicos.

Sin embargo, el productor más grande de níquel y de cobalto se encuentra trabajando arduamente para solucionar esta falta de previsión. US Strategic Metals (USSM) ya ha obtenido financiamiento multimillonario proveniente de diversas fuentes, además de los permisos ambientales necesarios para crear un circuito de producción y reciclaje de materias primas que garantizará que Estados Unidos cumpla con la inminente demanda de la industria de energía renovable, de forma ecológica y sostenible. .

ussm-eb5

En conclusión, la industria de los vehículos eléctricos resulta sumamente prometedora tanto para los consumidores como para los desarrolladores, ya que ofrece un futuro sostenible con cambios mínimos o nulos en el estilo de vida de los propietarios de autos y con grandes oportunidades para los inversionistas. Con el creciente interés gubernamental y el financiamiento federal avanzando al nivel de su potencial, los vehículos eléctricos pueden ofrecer comodidad y sostenibilidad al mismo tiempo, con lo cual el consumidor realiza una elección sencilla y moralmente correcta.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.