fbpx
 

Cambios constantes en el panorama de inmigración

…Que Han Impactado Las Vidas De Los Indios

Con sus oficinas centrales en Westport, LCR Capital es el mejor consultor de su clase de la India en inmigración con visa de inversionista especializándose en inversión EB-5, visa EB-5, Fondos EB-5, y muchos otros servicios.

Rogelio Caceres - LCR Capital PartnersEl siempre cambiante panorama de las políticas de inmigración no ha disuadido a los indios de mudarse a EE. UU. en busca de oportunidades educativas y profesionales. Históricamente, EE. UU. ha sido un país de preferencia por los inmigrantes indios, ya que ofrece una infraestructura económica, legal y normativa, adecuada para jóvenes empresarios, estudiantes y profesionales.

Después de las turbulencias en el panorama de inmigración, al planificar mudarse permanentemente a EE. UU. a los aspirantes les preocupan las directrices y procedimientos que cambian constantemente. Durante años, el programa de visa H1B de doble intención ha sido la ruta más comúnmente tomada por los aspirantes indios para ingresar a EE. UU. Sin embargo, los constantes cambios en las políticas de inmigración estadounidenses los han empujado a evaluar y considerar formas alternas para emigrar al país.

Estas inconsistentes fluctuaciones del proceso no solo han impactado sus prospectos de una vida estable y crecimiento sostenible en el país, sino también han afectado las operaciones de firmas estadounidenses. El programa de visa H1B les ofrece a extranjeros una oportunidad para trabajar en EE. UU. después de adquirir el patrocinio de su empleador. Debido a un aumento desenfrenado en la demanda de la visa, ahora funciona basado en un sistema de lotería que en promedio requiere por lo menos una de tres visas aprobadas. Si la persona recibe una aprobación, el proceso los presiona a esperar durante más de diez años para que puedan recibir una tarjeta verde en el país.

Las políticas de inmigración poco confiables también han demostrado que desaniman a personas capaces y altamente preparadas de perseguir sus oportunidades profesionales en EE. UU. También debido a los cambios constantes, los empleadores están dudando sobre si deben patrocinar extranjeros para una visa de trabajo, tal como está el panorama actual, no están seguros de la aceptación de la solicitud para la extensión del estatus del empleado, incluso si existe una solicitud idéntica que ha sido aprobada recientemente.

Una gran mayoría de la población estudiantil india se muda a EE. UU. en busca de educación superior. La ruta más comúnmente utilizada es la visa de estudiante F1. Bajo esta categoría de visa, reconocidas universidades estadounidenses han tenido, en ocasiones, una tasa de aceptación de menos del uno por ciento para personas que no son residentes de EE. UU. En comparación con sus pares estadounidenses, esta es una seria desventaja para los estudiantes indios que aspiran a ser parte de universidades como MIT o Standford.

También, bajo la visa F-1, los estudiantes inmigrantes no califican para las tarifas de “residente del estado” más bajas, préstamos estudiantiles a bajos costos o becas y reconocimientos por mérito que se reservan solo para ciudadanos estadounidenses y titulares de Tarjeta Verde. Otro programa de visa ampliamente utilizado es el programa de visa L-1. Esta visa de transferencia dentro de una empresa les permite a las firmas enviar temporalmente a empleados que pertenecen a categorías gerenciales, ejecutivas o de conocimiento especializado a sus oficinas con sede en EE. UU., después de haber trabajado para dicho empleador durante por lo menos un año.

Aunque es una visa de doble intención, bajo la visa L1 el empleado no puede cambiar de empleador y/o empezar su propia empresa en EE. UU., lo cual en ocasiones puede ser desafiante a largo plazo. Las personas con una visa L1 también tienen que esperar un período prolongado antes de poder solicitar una Tarjeta Verde y también pueden enfrentarse a la posibilidad de negación cuando solicitan una extensión de su estatus.

Para superar los desafíos planteados por los programas de visa antes mencionados, la afinidad hacia la categoría (EB-5) de visa de quinta preferencia basada en empleo ha ido ganando fuerza, especialmente en el mercado indio. India por mucho ha sido el mercado EB-5 de más rápido crecimiento a nivel mundial con un 18 por ciento de la afluencia de todos los inversionistas EB5 frente a un cuatro por ciento hace un año. El programa de visa de inversionista atrae a extranjeros dispuestos a invertir un mínimo de $500,000 en el mercado de EE. UU. a cambio de una Tarjeta Verde para el solicitante y su familia (cónyuge e hijos menores de 21 años).

La visa EB-5 ofrece una amplia gama de beneficios para el inmigrante cuyo objetivo es establecerse permanentemente en EE. UU.

El proceso de solicitud relativamente sencillo empieza con la preparación de los documentos relevantes junto con la evaluación de la procedencia de los fondos, lo cual puede tomar hasta 30 días. El segundo paso incorpora el monitoreo de la petición I-526, en la cual el inversionista supervisa su inversión.

Después de la aprobación de la solicitud I-526, el abogado del inversionista solicita un ajuste de estatus, si el inversionista ya está en EE. UU. o una visa de inmigrante si están viviendo fuera del país; un proceso que toma de 3 a 6 meses. Luego el inmigrante adquiere su Tarjeta Verde condicional en aproximadamente 18 a 24 meses en total.

La visa EB-5 ofrece una amplia gama de beneficios para el inmigrante cuyo objetivo es establecerse permanentemente en EE. UU. Estos beneficios van desde libertad en su vida personal y profesional, acceso a centros de salud, aprobaciones comparativamente más fáciles, y mucho más.

También vea una versión impresa de este artículo aquí.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.